Revista Misión Milagro
 
RNPS: 2185 / ISSN 1999-4443
 
Revista Médica de la Facultad Cubana de Oftalmología
Viernes, 18 de Abril del 2014.
Revista Misión Milagro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Revista Misión Milagro
Artículo original - Rev Misión Milagro Vol.2 No.4

Índice

ESTRATEGIA DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA A PACIENTES CON BARRERAS PARA LA CIRUGÍA DE CATARATA.

STRATEGY OF EDUCATIONAL INTERVENTION TO PATIENS WITH BARRIERS FOR THE CATARACT SURGERY.

Arelis de la Caridad Rodríguez CastroI.

I:Especialista de I Grado en Oftalmología y Medicina General Integral. Centro oftalmológico "Dr. Carlos J. Finaly".Camagüey, Cuba. arc@finlay.cmw.sld.cu

RESUMEN

Se realizó una estrategia de intervención a pacientes con barreras para la cirugía de catarata en el período comprendido desde mayo a septiembre del 2007, con el objetivo de superar las barreras para la cirugía de catarata del adulto con estudio de variables como sexo, procedencia, tipos de barreras, superación de las barreras y la evaluación de impacto .Se trabajó con seis grupos de pacientes, cuyos integrantes oscilaban entre 8 a 10 para un total de 60, siendo la totalidad por lo que no se trabajó con muestra. A cada grupo se le planificaron cuatro actividades como se reflejan en el plan de acción. Predominó el sexo masculino con 46 pacientes (76.6 %) no justificado según la población estimada en la provincia; coincidiendo con estudios del país y no con comentarios y resultados internacionales. El 68 % fueron de procedencia rural no encontrando en el país. Predominó la barrera sociocultural en 46 pacientes seguido de la biológica con 14, no existió institucional, en la literatura esta última es la más comentada haciendo alusión a la sociocultural y casi nunca a la biológica, de esta solo en un estudio del país aunque no la de mayor énfasis. Los parámetros miedo y desconocimiento de la enfermedad se comportaron en 31 y 29 casos respectivamente correspondiéndose con artículos de la provincia, el país y de otros países. La evaluación de impacto fue satisfactoria para el 85.0%.

Palabras Claves: barreras, catarata, estrategia de intervención.

ABSTRACT

A strategy of intervention to patients with barriers for the surgery of cataract was made in the period included/understood from May to September of 2007.Con the objective to surpass the barriers for the surgery of cataract of the adult with study of variables like sex, origin, types of barriers, overcoming of the barriers and the impact evaluation Se work with six groups of patients, whose members oscillated between 8 to 10 for a total of 60, being the totality reason why did not work with sample. To each group four activities were planned to him as they are reflected in the action plan. Masculine sex with 46 patients predominated (76,6 %) not justified according to the population considered in the province; agreeing with studies of the country and not with commentaries and international results. 68 % were of rural origin not finding in the country. The sociocultural barrier in 46 patients followed of the biological one with 14 predominated, did not exist institutional, in Literature this completes is commented making reference to the sociocultural one and almost never to the biological one, of this single in a study of the country although not the one of greater emphasis. The parameters fear and ignorance of the disease behaved respectively in 31 and 29 cases corresponding with articles of the province, the country and of other countries. The impact evaluation was satisfactory for 85,0 %.

Key words: barriers, cataract, strategy of intervention.

INTRODUCCIÓN

Las últimas décadas del II Milenio fueron testigo de espectaculares avances del saber científico y muy en particular en la esfera de la salud humana donde la conservación y prolongación de la existencia, llegó a una esperanza de vida al nacer que se mueve en el entorno avanzado de la octava década de vida. Cada vez un mayor número de personas viven más allá de los ochenta años y en muchos casos, con vitalidad y productividad sorprendentes.1

El envejecimiento cambia el comportamiento de las personas, pero a su vez, el como las personas se comportan influye en la forma en que envejecen. Diversos son los factores que determinan, median y motivan el logro de una longevidad con bienestar, pero resulta indudable que el sistema de actividades, el mantenimiento de expectativas y metas así como el predominio de un humor positivo, juegan un papel importante en este sentido.2,3

Como en los tiempos de Ponce de León, aún el tema de la longevidad constituye una de las principales preocupaciones de los hombres, numerosos investigadores se afanan por encontrar una terapia, procedimiento o medicamento que permita alargar, al máximo posible, la existencia humana. El problema consiste en que no se trata solo de dar más años a la vida sino además de dar más vida a los años, lo que significa lograr una longevidad con bienestar. 4

El envejecimiento aparece como uno de los procesos inevitables, asociados al ciclo vital humano, comienza al nacer y termina con la muerte. Dulcey Ruiz y Uribe (2002) al hacer referencia al proceso de envejecimiento exponen que:

Vivir es envejecer, decía el biólogo contemporáneo Nathan Short. Según la Organización Mundial de la Salud (1999)(…) en nuestro mundo, lleno de diversidad y constante cambio, el envejecimiento es una de las pocas características que nos unifican y definen a todos. Estamos envejeciendo y esto debe celebrarse. Tenga usted 25 o 65, 10 o 120, igualmente está envejeciendo. (…)5

Los problemas del envejecimiento, o más bien muchas de las preocupaciones asociadas al mismo, se relacionan con la disminución progresiva de la capacidad funcional orgánica; el deterioro progresivo que se produce (de la piel, pérdida de la memoria, problemas visuales y auditivos, debilidad corporal y otros), hace que los proyectos de aumentar los años de vida enfrenten el reto de intentar reducir o frenar los efectos negativos vinculados al proceso de envejecer. 6

Es evidente que ello presupone importantes cambios, tanto conceptuales como operacionales en las estrategias de salud de algunos países; explica el profesor Roca Perara al hacer alusión a lo necesario de las redes de apoyo social al adulto mayor. Explica además, que estas quedarán basadas en el incremento de servicios de salud específicos para una población que envejece, estrategias que potencien el bienestar, la satisfacción, la calidad y la productividad de la existencia en las personas que envejecen, para que se mantengan tan activas como sus potenciales lo permitan.7

La edad provecta puede significar para el longevo sano la máxima realización de sus potenciales vitales, la culminación del desarrollo de la personalidad y de la propia individualidad y el logro de un modo de ser más profundo y auténtico, de una mayor paz interior y armonía con los demás.8

Dentro de los factores más sensibles en este deterioro, uno de los que por el desarrollo alcanzado y lo relevante en su recuperación, es la ceguera por catarata, que en el adulto mayor o que fisiológicamente se produjo tiene una alta posibilidad de recuperación visual óptima.

Hay en el mundo 50 millones de personas que padecen ceguera, en la mitad de los casos evitable. La catarata es la primera causa de ceguera evitable en el mundo.9 - 11

La actualización del reporte de la ceguera de la Organización Mundial de la Salud publicada en el 2004, calcula que en el mundo hay 17,68 millones de personas ciegas bilateralmente (menos de 3/60 en el mejor ojo) por catarata relacionada con la edad. Esto representa el 48 % del total de ceguera. El número de personas que están desarrollando catarata está en aumento debido a:

Crecimiento poblacional: existen 6000 millones de personas en el mundo y aumentaran a alrededor de 8 mil millones en el año 2020.

Aumento de la longevidad: tanto para los países menos desarrollados económicamente como para el mundo industrializado.

El resultado de estos dos factores significa que la población mayor de 60 años se duplicará durante los próximos 20 años, de aproximadamente 400 millones ahora, alrededor de 800 millones en el año 2020.

Este aumento en la población provecta resultará en un número mayor de gente con pérdida visual y ceguera, debido a catarata, que necesitarán servicios de salud ocular.12, 13

Existen en todo el mundo numerosos programas y estrategias con el objetivo de disminuir las tasas por ceguera evitable pero lo que resulta más significante es que la tasa de pesquisas y tratamiento resolutivo no va con las expectativas.14, 15

En el marco de la infatigable lucha contra este flagelo han surgido diversos programas, agencias, instituciones o como quieran llamárseles.

Dentro de estas se encuentra la Organización Internacional Cristoffel Blindenmission (CBM) que ha contribuido a la prevención y eliminación de la ceguera en América Latina, ha realizado en algunos de ellos encuestas comunitarias para la determinación de la prevalencia de ceguera por catarata e indirectamente la estimación de otras causas de ceguera.

La Dra. Clare Gilber, de la London School of Higiene and Tropical Medicine en un trabajo publicado en la Community Eye Health hace alusión a un escalón fundamental y básico para la prevención de la ceguera evitable y es a la atención ocular primaria en la que señala que ésta es esencial para establecer paredes de prevención contra la ceguera en todas las comunidades del mundo.16, 17

K.Konyoma de la University School of Medicine of Tokyo, Japón, esboza los componentes de la salud ocular primaria, haciendo un acápite con programas de catarata en específico, con el planteamiento de las directrices de la OMS para la salud ocular.18

La OMS, como una iniciativa global para la eliminación de la ceguera evitable propuso un programa para la prevención de la ceguera y la sordera en el año 1997 encaminado en el control de las enfermedades, desarrollo de los recursos humanos la infraestructura y tecnología apropiada. 19

En la 56 Asamblea Mundial de Salud en la sesión plenaria del 20 de Mayo del 2003 revisando los informes , resoluciones ya existentes y reconociendo el aumento del número de pacientes ciegas o discapacitadas visuales del mundo entero, que además el 90 % viven en países pobres, conscientes de que la mayoría de las causas son evitables y que los tratamientos disponibles se cuentan entre los mas satisfactorios y costoeficaces de todas las intervenciones de salud, planteó el documento A56 /26 dirigido a los Estados Miembros para la prevención de la ceguera evitable valorando las actividades emprendidas, pero consciente de la necesidad de intensificar la acción. 20-22

La aparición de diversos planteamientos en el mundo con matices diferentes pero basados en el mismo objetivo: prevención de la ceguera evitable; nos inquieta conocer el lugar o actitud de Cuba en esta problemática de la cual no estamos exentos.

Desde 1999 se está desarrollando un Programa Nacional de Prevención de Ceguera, con la cooperación del MINSAP (Ministerio de Salud Pública), Consejo de Iglesias de Cuba y CBM.23

En el año 2005 se realizó en la Habana un RACSS (Rapad Assessment of Cataract Surgical Services) en las áreas de atención primaria de salud pertenecientes a la Ciudad de La Habana donde los resultados fueron satisfactorios al cumplir con los objetivos planteados pero a su vez creando pautas para el mantenimiento de estudios y la vinculación de la atención primaria de salud como escalón básico para la prevención de la ceguera evitable por catarata.24

Cuba por su parte a través del ALBA (Alternativa Bolivariana para las América) y como característica inherente de nuestra revolución está llevando a cabo en diversos países del mundo la Operación Milagro, devolviéndole la visión a las personas de escasos recursos que padecen de catarata, a través de la cirugía en sus propios países o trasladándolos al nuestro; con especial reconocimiento de la labor de los trabajadores de la salud.

La indicación de la cirugía de catarata se realiza en base a si la disminución de la función visual del paciente que interfiere en su calidad de vida.25, 26

A pesar de que la cirugía de catarata sigue siendo una de las intervenciones médicas de mejor costo beneficio y del considerable aumento de la población longeva, con mayor expectativa de vida y una vejez sana; y teniendo en cuenta la población senil o adulta mayor( más de 60 años) estimada para el año 2007 por las estadísticas de salud, el índice de cirugías de catarata realizadas, además de basarnos en la evidencias de nuestros especialistas de asistencia, tenemos conocimientos de que se presentan obstáculos o barreras para el aumento de la tasa de cirugía de catarata. 27

Por esto nos damos a la tarea de ser parte de la integralidad de la labor médica con la aplicación de una estrategia de intervención dirigida a pacientes con barreras para cirugía de catarata del adulto en la provincia de Camagüey.

Objetivos
General: Establecer una estrategia de intervención para superar las barreras en el tratamiento de la ceguera evitable por catarata del adulto.

Específicos:
1. Distribuir los pacientes con barreras para la cirugía según sexo y procedencia.
2. Relacionar las variedades de barreras en socioculturales, biológicas e institucionales.
3. Determinar los parámetros por barreras.
4. Relacionar la modificación de las barreras después de la estrategia de intervención.
5. Evaluar el impacto de la estrategia de intervención en la superación de las barreras.

Se realizó una estrategia de intervención en la provincia de Camagüey en el período comprendido de mayo a septiembre del 2007, con el objetivo de establecer una estrategia para superar las barreras en el tratamiento quirúrgico de la ceguera evitable por catarata del adulto.

El universo estuvo constituido por 60 adultos mayores con catarata del adulto que tenían barreras para la cirugía, siendo objeto de estudio la totalidad por lo que no se trabajó con muestra.

Aspecto bioético:
Luego de brindarles información detallada sobre la investigación estuvieron de acuerdo a participar en la misma, reflejándolo en el consentimiento informado. Anexo 1

Criterio de inclusión:
Adultos mayores con catarata del adulto, barreras para el tratamiento quirúrgico y que dieron su consentimiento informado.

Criterio de Exclusión:
Los que fallecieron o sufrieron alguna afección invalidante de su estado mental en el transcurso del estudio o no residían en la provincia.

Metódica:
La obtención de la información necesaria se realizó como una investigación operacional por ser las estrategias de intervención un Programa de Comunicación en Salud (PCS) con el empleo de variables cualicuantitativas.
Estrategia de Intervención:
-Justificación e Introducción de la estrategia: Existen pacientes con catarata del adulto que tienen barreras para cirugía.
-Objetivo de la estrategia: Modificar las barreras para el tratamiento quirúrgico.
Estrategia
Se trabajó con seis grupos de pacientes, cuyos integrantes oscilaban entre 8 a 10 para un total de 60 que se utilizaron como muestra. A cada grupo se le planificaron cuatro actividades como se reflejan en el plan de acción. Anexo 3.
Actividad 1. Entrevista médica inicial en la que participaron el paciente en cuestión y su acompañante.
El objetivo de este encuentro fue básicamente iniciar la empatia necesaria en el proceso de relación médico-paciente y obtener la información primaria a través del cuestionario llenado al efecto (Anexo 2), para la confección de las actividades ejecutar en el transcurso de la intervención.

Actividad 2. Realización de una charla educativa,
El objetivo fue trabajar en los parámetros ya detectados en la actividad anterior
- El miedo a la operación.
- La inseguridad.
- Los cuidados operatorios.
- La ceguera y sus causas.
- La catarata como enfermedad.

Actividad 3. Intercambio entre los pacientes en estudio, aún no intervenidos y pacientes ya operados.
El objetivo fue brindar información creíble, asequible y la vivencia de los operados, resultados alcanzados y eliminación de mitos, miedos y desconocimientos que pudieran aun existir.

Actividad 4. Entrevista médica final a cada uno de los pacientes en estudio, para conocer el impacto de las acciones realizadas, así como se refleja en la tabla 7, donde bajo el concepto de satisfactorio se consignaron los pacientes que aceptaron ser intervenidos .y no satisfactorio a los que no aceptaron o tuvieron invalidante biológica para la cirugía.

Dando cumplimiento al parámetro final de la estrategia de intervención la Propuesta de evaluación de impacto.

En relación con los que presentaron barreras biológicas, las acciones estuvieron dirigidas a la interconsulta con otras especialidades para determinar la aptitud para la intervención quirúrgica y el tratamiento a seguir de ser necesario.

Procesamiento estadístico: Para la recogida de la información se empleó una planilla de recolección de datos donde se plasmaron los resultados obtenidos en la actividad 1, a través de la entrevista médica. Convirtiéndose esta en la fuente primaria de obtención de los datos.
El procesamiento estadístico se realizó en una computadora IBM compatible con el paquete estadístico SPSS para Windows.

Definición operacional de las variables:

Control semántico:
Adulto mayor: todo paciente con edad mayor de 60 años
Catarata del adulto: paciente de 60 años o más con catarata que no sea secundaria y AV (cc) menor de 0.3.
Barrera: Algo que impide, previene, separa o limita.

RESULTADOS

De 60 pacientes con barreras que dieron su consentimiento para la participación en el estudio 46 pertenecía al sexo masculino para el 76.6 %

La procedencia Rural predominó para el 68 % de los casos mientras la Urbana con 19 para el 31.6 %.

La barrera sociocultural se presentó en 46 pacientes para el 76.6 % seguido de la biológica con 14 en el 14% donde no hubo barrera institución.

En los parámetros evaluados como barrera sociocultural el miedo y desconocimiento de la enfermedad primaron para 31 y 29 casos respectivamente, seguidos sin diferencias significativas la inseguridad con el criterio de que la ceguera es normal para el anciano.

Las barreras biológicas aunque fueron solo 14 en total las enfermedades oculares se presentó con 9 casos para el 64.3 % y 5 generales para el 36.5 %.

La superación de las barreras a través de la estrategia de intervención se constató con un predominio del Sí en 41 casos (68.0%) de las socioculturales y 10 biológicas para el 17.0 % de la totalidad de los casos que se les realizó la estrategia, mientras que sólo 9 casos respondieron al No; 5 en las socioculturales y 4 para las biológicas.

La evaluación de impacto de la estrategia de intervención fue de satisfactoria para el 85.0 % de los casos que se les aplicó mientras sólo 9 fue no satisfactoria con el 15 %., de estos 5 de las barreras socioculturales y 4 de la biológica.

DISCUSIÓN

Como respuesta la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Internacional Para la Prevención de la Ceguera, han unido sus fuerzas en 1999 para lanzar la iniciativa VISION 2020: El Derecho a la Visión. 28-30

Actualmente La Tasa de Cirugía para Catarata (TCC) está por debajo de lo necesario para eliminar la acumulación quirúrgica en todos los países de América Latina y llegar a la meta de VISION 2020, las cuales deben estar en el orden de 3000 por millón.31

Los coordinadores para la región en los meses de enero -febrero del 2007, los doctores Charles Lansingh y Rainald Duerksen plantean que los índices de cirugía de catarata están disminuyendo en América Latina y que los problemas involucrados pueden ser divididos en dos categorías: los concernientes al funcionamiento de los centros quirúrgicos y los asociados con los pacientes potenciales.32-34

La CBM (Christoffel_Blindenmission) en su folleto Superando Barreras como guía práctica para Unidades Oftalmológicas en países en Vías de Desarrollo para incrementar las tasa de cirugía de catarata del 2001 las define en dos muy similares también: barreras de pacientes, familiares y la comunidad y barreras del hospital (Unidad Oftalmológica) 35

Según la experiencia de expertos decidimos realizar una clasificación que no está muy distante que estas pero sí más organizada; según las características propias de nuestra sociedad socialista y de nuestra población.

De 60 pacientes con barreras que dieron su consentimiento para la participación en el estudio 46 pertenecía al sexo masculino para el 76.6 % (Tabla 1).

El 76.6 % de los pacientes con barreras para la cirugía de catarata del adulto fueron del sexo masculino, al analizar la cifra estimada de población en la provincia de Camagüey en el 2007 por sexo no existen diferencias significativas, aunque en el grupo de más de 60 años el femenino es el de mayor número. En relación al resultado en cuestión esto no justifica nuestro predominio en el sexo masculino.

Hernández Silva en estudio de la prevalencia de ceguera en el RACS (Rapid Assessment of Catarat Surgical Servicies) en Ciudad de La Habana en el año 2005, con una cobertura poblacional del 98.4%, el sexo masculino se encontró en porciento mayor aunque no significativo, correspondiéndose con nuestros resultados. Pero además la primera causa de ceguera encontrada fue la catarata. 24

Lewallen y Courtright plantean, al realizar un análisis del reconocimiento y reducción de las barreras para la cirugía de catarata del programa VISION 2020 en el año 2006, que hay un aumento en la cantidad de información que demuestra que es significativamente menos probable que las mujeres accedan a la cirugía. 36

En un estudio de la Fundación Oftalmológica, del Ministerio de Salud en Lima Perú en el 2005 sobre ceguera por catarata en personas mayores de 50 años en una zona semi-rural del norte de Perú plantea que no difieren significativamente entre hombres y mujeres. 37,38

La procedencia Rural predominó para el 68 % de los casos mientras la Urbana con 19 para el 31.6 %. Tabla 2

Según comenta el Folleto Barreras para la cirugía de catarata de la CBM para el proyecto Visión 2020 la lejanía de las instituciones de salud y la dificultad para llegar hasta los medios indicados en el diagnóstico y tratamiento de la catarata es un factor determinante en los países subdesarrollados, siendo los de mayor índice de ceguera por catarata; no así sucede en el nuestro en el que la integralidad e intersectorialidad como característica de la Atención Primaria de Salud favorece la atención integral por personal especializado en oftalmología en todas las áreas de salud del país. Todo lo cual no justifica el predominio del paciente rural.35

Lewallen y Courtright plantean que el concepto de ceguera es diferentes en las distintas sociedades y en diferentes formas en individuos de una misma sociedad. 36
La barrera sociocultural se presentó en 46 pacientes para el 76.6 % seguido de la biológica con 14 en el 14% donde no hubo barrera institución. Tabla 3

Hernández Silva expone como barreras que esperaban por la maduración de la catarata, el desconocimiento de la enfermedad y la presencia de enfermedad que contraindique la cirugía de manera similar a nuestro resultado aunque nosotros los clasificamos en socioculturales, biológicas y institucionales, coincidiendo en que no plantean las barreras institucionales.24

Lewalen y Courtright plantean, que la cobertura de cirugía de catarata es inadecuada en muchos lugares por razones obvias como, falta de mano de obra entrenada e insumos, incluso con servicios disponibles, pueden haber barreras que evitan que los pacientes utilicen los servicios. En países tan diversos como India, Brasil y Malawi, se ha mostrado que del 33 % al 92% de pacientes ciegos por catarata, permanecen ciegos, incluso con servicios quirúrgicos disponibles. El costo de la cirugía de catarata varía ampliamente y puede ser más de lo que la gente pobre, con pocos o ingresos no disponibles, puedan permitirse. Sería un error asumir sin embargo, que proveer cirugía de catarata gratis, resultara inmediatamente en una cobertura de cirugía de catarata más alta. En Nepal estos costos no quirúrgicos fueron calculados del ingreso anual de un paciente rural. En India, la reducción del costo de la cirugía y la provisión de costos de transporte para el paciente han aumentado significativamente la aceptación de la cirugía de catarata.36

Seng Sopla y Stephen Cains en el estudio caso Camboya planteando los antecedentes de Camboya de los disturbios civiles que dejaron pocos médicos en el país en los servicios de atención ocular, con el apoyo de ONG se establecieron centros de entrenamientos para los médicos recién graduados y enfermeras; sin embargo, a pesar de la evidencia de la ceguera, incluyendo a la debida a catarata, los pacientes no acudían y decidieron investigar las barreras que impedían que los pacientes se beneficiaran; planteando la pobreza en el primer orden y a las actitudes del estado en la proporción del gasto destinado a las personas mayores; que nosotros las clasificaríamos como institucionales en nuestro estudio. 39

El Dr. Hugo Nano de la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera (IAPE) al referirse a la importancia de la ceguera por cataratas en el adulto, que en su práctica privada o en el hospital, el oftalmólogo general frecuentemente no percibe la importancia y magnitud de la ceguera por catarata, ya que programa su tratamiento quirúrgico de manera inmediata. Señala además que se realizan aproximadamente en la Argentina 80.000 cirugías de catarata por año y que, de acuerdo a las estimaciones de la OMS, se deberían realizar 40.000 más. 40-42

En los parámetros evaluados como barrera sociocultural el miedo y desconocimiento de la enfermedad primaron para 31 y 29 casos respectivamente, seguidos sin diferencias significativas la inseguridad con el criterio de que la ceguera es normal para el anciano. Tabla 4

En estudio de las alteraciones psicológicas del paciente portador de catarata senil bilateral realizado por la Dra. Marianela Perez Ibáñez del Hospital Militar de Camagüey efectuaron pruebas de la escala de la ansiedad en las que se caracterizaron por ser inseguros, pesimistas, con pobre control del impulso, emotivos y elevado índice de ansiedad; parámetros que bien pudiéramos enmarcarlos como socioculturales. 43

Hernández Silva, Río Torres y Padilla González en el RACSS (Rapid Assessment of Cataract Surgical Servicies) plantean en las barreras el desconocimiento de la enfermedad, la espera de la maduración, se sentían muy viejos para el tratamiento y la presencia de la enfermedad que contraindicaba la cirugía; o sea como nuestro resultado socioculturales y biológicas sin planteamiento de las institucionales. 23

El Dr. Van Charles y el Dr. Rainald Duerksen, codirector y director médico de la Fundación Visión plantean en la Ocular Surgery News Latin America Edition de enero /febrero 2007 que los índices de la cirugía de catarata en América Latina están cayendo; haciendo énfasis en barreras institucionales mientras que a las planteadas por nosotros como socioculturales de miedo las nombra como otras. 44-46

En el estudio de Camboya también alegan barreras que bien podríamos en marcarlas como socioculturales al analizar estos parámetros por ellos detectados, el temor, la falta de conocimiento de la catarata como enfermedad y la falta de confianza en el personal médico. Al analizar la barrera miedo, que para nosotros es la presente en la mayoría de los pacientes, plantean que una opción es lograr invertir suficiente tiempo y recursos durante las actividades de alcance, para conversar con las personas. Para cualquier tipo de comunicación relacionada con catarata, las palabras utilizadas pueden hacer una diferencia. Ejemplifican, una unidad encontró que las palabras como cirugía y hospital crean temor, mientras que las palabras remover las cataratas, crean más confianza. 39

Lewallen y Courtright plantean el conocimiento de los servicios y la confianza en el resultado de la cirugía como parámetros dentro de la barreras por ellos detectadas e incluso plantean como superarlas, lo que significativamente es muy diferente el enfoque al nuestro pues se basa en estrategias de disposición y capacitación del personal médico y de los medios para la cirugía en disposición a los pacientes. 36

En Cuba la salud pública es gratuita por lo que no constituye un problema para acceder a sus servicios a diferencia de la mayoría de los países como lo plantean Lewallen y Courtright en Tanzania, Stephen Caín en Camboya, Van Charles y Rainald de la Fundación Visión, Hans Limburg et al en Perú; que se haría innumerable la lista de estudios por países de todo el mundo en especial los subdesarrollados con estos planteamientos.

Las barreras biológicas aunque fueron solo 14 en total las enfermedades oculares se presentó con 9 casos para el 64.3 % y 5 generales para el 36.5 % (Tabla 5) similar lo plantea Hernández Silva, Río Torres y Padilla González en el RACSS y en los resultados del análisis del programa de prevención de ceguera por catarata del 2000 al 2003. 23,24

La superación de las barreras a través de la estrategia de intervención se constató con un predominio del Sí en 41 casos (68.0%) de las socioculturales y 10 biológicas para el 17.0 % de la totalidad de los casos que se les realizó la estrategia, mientras que solo 9 casos respondieron al No; 5 en las socioculturales y 4 para las biológicas. Tabla 6

En la literatura revisada no se encontró experiencia en acciones concretas ya experimentadas con resultados en la modificación de las barreras socioculturales aunque si en estrategias comentadas y planificadas para aumentar las tasas de la cirugía en diferentes regiones del mundo, siendo las institucionales la más comentada por los países o proyectos internacionales.

El estudio de Lewallen y Courtright para las socioculturales comentan la necesidad del apoyo educacional, grupos de apoyo, enseñar al público que la ceguera no es un problema inevitable del envejecimiento y para lograr la confianza: el empleo de otros pacientes como excelentes motivadores para que accedan a la cirugía.36

Para el estudio de Camboya también los problemas institucionales fueron los más crecientes pero con los referidos al paciente plantearon la necesidad de educar a la población por la falta de un entendimiento claro de la naturaleza de la catarata y de la posibilidad de tratarla. 39

La evaluación de impacto de la estrategia de intervención fue de satisfactoria para el 85.0 % de los casos que se les aplicó mientras solo 9 fue no satisfactoria con el 15 %., de estos 5 de las barreras socioculturales y 4 de la biológica. Tabla 7 La satisfacción de un resultado nos compromete ha mantener una visión y accionar en la pesquisa de pacientes con cataratas u otra patología que para frenar o revertir la ceguera sea necesaria la intervención quirúrgica. Puede resultar un iceberg para el oftalmólogo pues de solo establecer un rapor con el paciente y el acompañante o cuidador nos adentramos en su mundo, muchas veces incomprensible y expectante.

CONCLUSIONES

1. Predominó el sexo masculino, no justificado según población senil estimada para este año.
2. Se impuso la barrera sociocultural con los parámetros miedo y desconocimiento de la enfermedad
3. No hubo barrera institucional.
4. Se superaron las barreras en la mayoría de los pacientes
5. La evaluación de impacto fue satisfactoria.

RECOMENDACIONES

- Aplicar estrategia de intervención a los pacientes previos a la cirugía de catarata.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Roca Perara, Miguel A. Redes de apoyo social al adulto mayor. Disponible en ; http://infomed20.sld.cu
2. Baltes PB, Mayer. The Berlina gin study: aging from 70 to 100. Cambridge: Cambridge University Press; 1999.
3. Dulcey Ruiz E, Uribe C. Psicología del ciclo vital: hacia una visión comprensiva de la vida humana. Revista Latinoamericana de Psicología 2000;34(1y2):17¬- 27.
4. Keith J, Frey Ch, Glascock A, Ikles Ch. Againg experience: diversity and commonality, across cultures thousand Lasks. ICA: Sage; 1994.
5. Lehr Procesos de envejecimiento. La necesidad de investigación longitudinal, interdisciplinaria y transcultural. Revista Latinoamericana de Psicología 200;34(1 2): 29- 40.
6. Zaldivar Pérez, Dionisio F. Adulto Mayor. Disponible en ; http://www.sld.cu./saludvida
7. Roca Perara, Miguel A. Apoyo social: Su significación para la Salud Humana. La Habana, Cuba: Editorial Félix Varela; 2000.
8. Torroella, Gustavo. Lo importante es la personalidad que se es, no la edad que se tiene. Disponible en; http://infomed20.sld.cu/infoenlaces
9. Nano, Hugo D; Nano, María E. Importancia de la ceguera de catarata en adultos mayores. Disponible en; http://www.oftalmologos.org.ar/mo/mo151.43.html
10. Resnikoff S, Pascolini D, Etyale D, Tour I, Pererejasegaran R, Pokharel GP y colegas. Global data on visual impairment in 2002. Bull WHO 82(11): 844 851.
11. State of the World s Sight VISION 2020: The Right to Sight, 1999-2005. Reporte OMS IAPB, Octubre, 2005.
12. Foster Allen. Visión 2020: el desafío de la catarata. Salud Ocular Comunitaria. Vol 1 No 1 2006 pp12.
13. Foster, Allen. Ceguera por catarata. Community Eye Health Journal Vol. 13 No. 34 2000 pp17 19.Disponible en; http://www.sld.cu./saludvida
14. Vanneste, Geert. Superando Barreras. Disponible en vanneste@intafrica.com
15. Gilbert, Clare. La importancia de la atención ocular primaria. Community Eye Health Journal Vol 11 No. 26.1998 pp 17-18.15
16. CBM Internacional. Curso Internacional de Salud Ocular Comunitaria. 2002 Disponible en; http://www.sld.cu./saludvida
17. OMS. Estrategias para Prevención de la ceguera en los Programas Nacionales. Un enfoque desde el punto de vista de la atención primaria de salud. 2da ED. Ginebra: OMS; 1997:71-77.
18. Konyama, K. Componentes esenciales de la salud ocular primaria. Community Eye Health Journal Vol 11 No 26 1998 pp19 21. Disponible en ; http://www.sld.cu./saludvida
19. Thylefors, Bjom. Una iniciativa global para la eliminación de la ceguera evitable. Community Eye Health Journal Vol 11 No 25 1998 pp1-3. Disponible en ; http://www.sld.cu./saludvida
20. Documento A 56/26 de la OMS. Disponible en: www.who.int/pbd/en/WHA56.26.pdf
21. Décima sesión plenaria, 28 de mayo de 2003. A56/VR/10. Community Eye Health Journal Vol. 16 No. 46 2003 p 17.
22. Yorston David. Los programas nacionales y VISION 2020. Salud Ocular Ccomunitaria. Vol. 1 No 1 2006 pp11-12.
23. Hernández Silva, Juan R, Río Torres, Marcelino y Padilla González, Carmen Mª. Resultados del programa Nacional de Prevención de ceguera por catarata. Cuba 2000 -2003.Rev Cubana Oftalmol, vol 17, p.o 2 04.Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/oft/vol17/2/04/oft01204.htm 21
24. Hernández Silva, Juan R, Río Torres, Marcelino y Padilla González, Carmen Mª. Resultados del RACSS en ciudad de La Habana, Cuba, 2005. Rev Cubana Oftalmol, ene- jun, 2006, vol.19, no.1, p.o ISSN 0864 2176.
25. Riaz Y, Mehta JS, Wormald R, Evans JR, Foster A, Ravilla T, Snellingen T. Intervenciones quirúrgicas para la catarata senil (Revisión Cochrane traducida). En: La biblioteca Cochrane Plus, numero 3, 2007. Oxford, Urdate Software Ltd. Disponible en: http://www.updatesoftware.com.
26. CBM Internacional. Curso Internacional de Salud Ocular Comunitaria. 2002 Disponible en; http://www.sld.cu./saludvida
27. OMS. Estrategias para Prevención de la ceguera en los Programas Nacionales. Un enfoque desde el punto de vista de la atención primaria de salud. 2da ED. Ginebra: OMS; 1997:71-77.
28. Cook Colin. Como mejorar los resultados de la cirugía de catarata. Rev Salud Ocular Comunitaria Vol 1 No 1 2006 pp16-17. Disponible en; http://www.sld.cu./saludvida
29. OMS. Visión 2020. The right to sight. Ginebra: OMS; 2001. p 3.
30. Foster A. Cataract and VISION 2020: the Right to Sight initiative. Brit J Oohthalmol. 2001; 85:635-639.
31. Foster A. In: Community Eye Health Course; 2003 July, Ecuador.
32. Lansingh Van, Duerksen Rainald. Los índices de cirugía de catarata están cayendo en América Latina. Ocular Surgery News Latin America Edition enero/febrero 2007. Disponible en: http://www.fundacionvision.org
33. Baltussen R, Sylla M, Mariotti SP. Cost effectiveness análisis of cataract surgery: a global and regional análisis. Bull World Helth Organ. 2004; 82(5):338-345.
34. Pizzarello L, Abiose A, Flytche T, Duerksen R, Thulasiraj R, Taylor H, et al. VISION 2020: the Right to Sight: A Global iniciative to eliminate avoidable blindness. Arch Ophthalmol. 2004; 122:615-620.
35. Vannste, Geert. Superando Barreras. Como incrementar la Tasa de Cirugías de Catarata. CBM Internacional. Dar es Salaam, Noviembre 2000.Disponible en: http://vanneste@intafrica.com.
36. Lewallen Susan, Courtright Paul. Reconociendo y reduciendo las barreras a la cirugía de catarata. Salud Ocular Comunitaria Vol 1 No 1 2006 pp 6-7. Disponible en: http://www.v2020la.org/english/docs/Breaking down Berriers.pdf.
37. Aguila LP, Carrion R, Luna W, Silva JC, y Limburg H. Cataract blindness in people 50 years old or older in a semirural area of northen Peru. Pan Am J Public Health. 2005; 17(5/6):387-393.
38. Baltussen R, Sylla M, Mariotti SP. Cost effectiveness análisis of cataract surgery: a global and regional análisis. Bull World Helth Organ. 2004; 82(5):338-345.
39. Cains S, Sophal S. Creando demanda para servicios de consulta para catarata. Un caso de estudio de Camboya. Salud Ocular Comunitaria. Vol 1 No 3 2007 pp 11- 12. Disponible en: www.fundacion_vision.org.
40. Nano, Hugo D; Nano, María E. Importancia de la ceguera de catarata en adultos mayores. Disponible en; http://www.oftalmologos.org.ar/mo/mo151.43.html
41. Resnikoff S, Pascolini D, Etyale D, Tour I, Pererejasegaran R, Pokharel GP y colegas. Global data on visual impairment in 2002. Bull WHO 82(11): 844 851.
42. State of the World s Sight VISION 2020: The Right to Sight, 1999-2005. Reporte OMS IAPB, Octubre, 2005.
43. Ibañez , M, Ramos N, Rodriguez A. Alteraciones psicológicas del paciente portador de catarata senil bilateral. Archivo Médico de Camagüey 2005: 9(1) ISSN 1025_0255. Disponible en: http://www.update_software.com
44. Lansingh Van, Duerksen Rainald. Los índices de cirugía de catarata están cayendo en América Latina. Ocular Surgery News Latin America Edition enero/febrero 2007. Disponible en: http://www.fundacionvision.org
45. Aguila LP, Carrion R, Luna W, Silva JC, y Limburg H. Cataract blindness in people 50 years old or older in a semirural area of northen Peru. Pan Am J Public Health. 2005; 17(5/6):387-393.
46. Baltussen R, Sylla M, Mariotti SP. Cost effectiveness análisis of cataract surgery: a global and regional análisis. Bull World Helth Organ. 2004; 82(5):338-345.

Recibido:11 de mayo de 2008.
Aprobado:12 de junio de 2008.

 

Revista Misión Milagro
Dr. Raúl Rúa Martínez
Webmaster Revista Misión Milagro
Esquina 17 y M. Edificio FOCSA. Apto. 3M. Vedado.
Municipio Plaza de la Revolución.Ciudad de La Habana.Cuba.
Teléfono:(537) 8362828 ext:1303 ó 8352090 e-mail:dirmm@infomed.sld.cu
Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí.
Visitas: 70127.
Accesibilidad
Contáctenos
Actualizado:08/03/2009